dilluns, 19 d’octubre de 2015

Trail del Bisaura XL

11 de octubre de 2015
St Quirze de Besora (Osona)
80km-5000+-16:48:57


Picture

Existen carreras de montaña y carreras por montaña y el Trail del Bisaura es una carrera por montaña en toda regla. Vertiginosa, trepidante, preciosa, espectacular y mil cosas más. Todo lo que os diga y escuchéis hablar de ella será bueno. La organización, sus voluntarios y toda la gente de la sub-comarca del Bisaura están volcados en ella. Llevo muchas carreras a mis espaldas, muchas de ellas de larga distáncia y en muy pocas he visto una carrera hecha con tanto cariño y buen hacer como esta. En los dias previos a correrla ya sabia que me iba a acordar de ella para bien y que seria un carrerón ya que amigos y compañeros de fatigas que la habían corrido en sus dos primeras ediciones me habían hablado maravillas de ella.  

En la salida ya parece que estemos en familia, muchas caras conocidas y mucha 'pota negra'. En la plaza del Bisaura de St Quirze de Besora se respira un gran ambiente trailero. Ésta será mi última ultra de la temporada y aunque no esté fino debido al cansancio acumulado a lo largo de ella espero disfrutar como un gorrino de este fantástico recorrido. Conozco gran parte de él ya que he entrenado por la zona y es muy bello pero a la vez duro duro, como a mi me gusta.
Dan la salida y al llegar a Montesquiu me encuentro a Sergi Rodriguez Cuscó y sigo mano a mano con él. Llegamos a la otras veces temida Pujada de l'Infern, aunque esta vez no encontamos nada de barro y lo subimos la mar de bien pero menuda subidita jeje. Acabamos de subir al Castillo de Besora por una tramo técnico con trepada, le damos un rodeo y bajamos a Sta Maria de Besora. Descendemos hasta el río, seguimos hasta la Bassa de Beví donde nos encontramos con un avituallamiento muy original al estilo a las punk trails. Luego subimos por el precioso tramo de bosque dels Bufadors, un poco de cresta y bajamos el collado.
El tramo de bajada hasta la Bauma del Teixidor me deja castigado y la subida heavy metal al Castell de Malany se me atraganta pero al llegar arriba me hace sentir en la gloria...vaya pepino más derecho jeje. En la bajada hacia l'Arxé noto que no voy fino de patas y el tramo rompepiernas hasta Vidrà me deja doblado, no voy fino hoy no. Antes de llegar a Vidrà le digo a Sergi que siga solo y que debo bajar una marcha que si no voy a sufrir más de lo necesario. Llego a Vidrà muy cansado pero con la estrategia y el plan B en mente. O sea disfrutar en la medida de lo posible y al ritmo que mis patas me dejen sin apretar más de lo necesario. En el avituallamiento me espera mi Cris y los niños cosa que me anima mucho. Un poco de comida y tiro millas.
Ahora me espera el pepinako que sube hasta Sta Magdalena de Cambrils que lo hago con la compañia de Miguel y sus compinches. En esta subida me siento cómodo y recuperado cosa que me hace recuperar el optimismo. Cuando llego al control me encuentro a Joan Iborra, compañero de saraos y toda una institución que es quien lo lleva. La bajada hacia la base de vida de Collfred la hago a tope. Al llegar allí ya me están esperando el Yakteam que me ayudan en todo. Me entretengo lo justo, comer, cambiarme de ropa y salir cagando leches. El siguiente tramo flipante es el de las Escletxes de l'Euga y la bajada canela fina hacia el Salt de Sallent...uff! guapo de cojones pasando por entre paredes de roca y al ir en solitario me hace sentir como estar en un bosque encantado como el de los elfos en el Señor de los Anillos. Al llegar a Sallent toca otro pepinaco, este sube al Puig Cubell que se me hace durillo y la bajada de después a Can Barraca me deja las patas echando humo. En ese avituallamiento me obligo a comer y beber porque no me entra nada.


La subida al Coll de Curull la hago en compañia de una chica cosa que la hace un poco más sencilla pero aqui me siento un poco recuperado del esfuerzo anterior. En la bajada a la Toriscada mi compañera se me escapa, yo me la tomo con calma ya que se baja por una canal muy guapa con bastante piedra. Llego al precioso Salt del Molí aun de dia pero al empezar a subir la Cresta de Canemars me coge la noche, Me queda el último escollo y ya tendremos otra carrera a la saca, Esta subida es dura y técnica de cojones pero la conozco y ya se como se las gasta. Lástima que es de noche porque las vistas aqui son espectaculares. Llego a Bellmunt donde se que me espera el Yakteam con una sonrisa y su característica alegria. Me estoy lo justito para hacer de todo...bueno, me lo hacen todo y yo me quedo sentado. Salgo hacia a St Quirze, me quedan 12km 'agradables', todo por GR y con un par de pequeñas subiditas al final. Esta parte final la hago a lo que dé el cuerpo. Me siento bien y esos temidos repechones se me hacen muy agradables. Llego a St Quirze contento, cansado pero muy contento. Acabar la temporada de esta manera, terminando un carrerón de 12 como el Trail del Bisaura XL y con la compañia de mi familia en todo el recorrido me hace sentir muy feliz.
       

1 comentari:

Toni ha dit...

Que enveja ... Os vaig esperar fins a les 8, però l'esquena em volia matar ...